Seleccionar página

En este artículo te quiero hablar un poco de esto porque definitivamente sucede con mucha frecuencia que te dejas influenciar por situaciones que las demás personas dicen, opinan y te hablan con la certeza de que eso es así porque funciona así, sin embargo ya lo das como validado de que eso es así y ya tu vida tiene que ir en función de eso que una vez te dijeron.

Me llama la atención hablar sobre este tema porque definitivamente lo veo a diario de que nos dejamos influenciar porque entendemos que la verdad absoluta lo tiene esa persona.

Te cuento una historia, hace algunos meses decidí ir a visitar un psiquiatra porque en ese momento quería aprender a trabajar en mí sobre un aspecto en específico que yo entendía que tenía y bueno decido buscar ayuda de esta psiquiatra porque realmente entendía que su experiencia, su profesionalismo me pudiera perfectamente ayudar.

Pues voy donde la psiquiatra, hago la consulta, la espero, le empiezo a explicar mi situación y ella me empezó a dar una serie de recomendaciones desde su perspectiva y pues le encontré sentido a lo que me decía, me pareció bastante lógico, pues me dije: “perfecto puedo ponerlo en práctica de una vez, porque me lo dijo una psiquiatra, me lo dijo una persona experimentada y si ella me lo está diciendo pues entonces debe funcionar”. 

Yo llego a la casa empiezo autoanalizar todo lo que me dijo, a encontrarle sentido, sin embargo ese efecto de todo aquello que me dijo se me fue en menos de una semana, ese ímpetu de que haz esto haz lo otro, sustituya tal cosa por tal otra cosa y pues entendía, wao!, que poco tiempo me duró ese efecto, no obstante, esta vez quise hacer algo diferente, empezar a cuestionarme y a preguntarme qué tan verdad es aquello que la doctora me dijo. 

¿Es esta la verdad absoluta? ¿Es esta la verdad que a mí me va a funcionar? ¿Es este la verdad que tumba todo aquello que realmente yo quiero?  ¿Es la verdad de la doctora la única e irrefutable? ¿Es cierto que es la única que existe? ¿Y mi verdad, no tiene también algo de importante?

Hice un escenario contrario, si la persona a la que yo estoy afectando va de manera separada a una consulta y le cuenta su versión de la situación ¿también le dará la razón a esa persona?, porque en la manera en que se lo está explicando tiene lógica y sentido de que está mal, entonces ahí fue donde yo entendía de qué “no, espérate, la verdad absoluta no existe, te puedo escuchar, puedo decidir quien quiero ser en esta situación, pero no porque tú me digas que hagas esto, hagas lo otro es lo que me va a funcionar a mí, no quiere decir que porque tú tengas todas las experiencias y herramientas del mundo yo las tengo que acatar tal cual como tú me las dice porque esa es la que funciona cuando hay más alternativas que puedo validar por mi misma, pero para eso yo tengo que decidirlo.

Esa experiencia que te acabo de decir me hizo entender y comprender hay que cuestionarse todo, no creas que porque una persona te dice a ti hazlo!, es porque eso es lo que va a funcionar.

Que le funcionara a esa persona no es la única opción que existe, tú también puedes descubrir que te funciona a ti, entonces tú escucha, pero no te ciegues a que es la única opción. 

Comprendí que cada uno tiene su propia manera de interpretar la vida y eso no está mal porque de eso se trata, sin embargo, cuando tú observas puedes ver otras alternativas porque no te enfocas en una en particular. 

Es importante que tomes tus propias conclusiones y decisiones. Lo que te planteo que busques  donde tú quieras, sin embargo, cuestiona, pregunta, indaga, investiga lo importante aquí que decisión quieres tú tomar siendo responsable.

Si algo te puedo decir como lo más cercano a la verdad es que nadie sabe lo que es mejor para ti, cada persona no importa el nivel profesional siempre te va a hablar desde su experiencia por ende lo que le funcionó a Maria no necesariamente le funciona a Rosa, por eso es tan importante que tu misma te crees tus propias experiencias, que tu misma las valide y que tu misma aprendas de ella porque aquí no se trata de que hay una experiencia buena o una experiencia mala al final de cuentas son experiencias, son aprendizajes que uno en el camino va tomando y aprendiendo.

Como reflexión de este artículo te puedo decir cuestiónalo todo, no dejes nada como una verdad absoluta porque la verdad absoluta no existe.

No tomes como verdad absoluta todo aquello que te dicen. Indaga desde la curiosidad, busca pregunta, observa y tú al final decide qué quieres hacer con esa información tomando la decisión desde la conciencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies