Seleccionar página

Antes de escribir sobre las creencias limitantes pase por un proceso de reflexión en el que me empecé a dar cuenta del por qué por más que avanzaba no obtenía los resultados que quería.

Empece a investigar lo más que pude sobre las creencias que limitan mi vida y mientras más me informaba más conciente empezaba a estar y mi cabeza empezó a cuestionar muchas cosas desde la infancia hasta hoy como adulta.

Como resultado caí en esa profunda reflexión de la que te quiero compartir hoy.

Todas las creencias son mentiras

Cuando crees que estás tomando tus decisiones por ti, la realidad es que tu subconsciente ya había decidido por ti, porque estás condicionada.

Desde pequeña has sido condicionada según las creencias de tus padres y alrededores.

Lo que juzgas lo haces en función de las creencias que te han enseñado.

Cuando traes a conciencia esas creencias que te han limitado todo este tiempo, entonces empiezas hacer los cambios que van a transformar tu vida.

Aplica la ley del espejo en los demás, es decir aquello que te molesta del otro es porque careces de esto y por ende debes empezar a cuestionar cuáles creencias limitantes están detrás de esto. Cuando criticas al otro es porque te estas criticando a ti misma.

No juzgues, no tienes la verdad de nada

Creencias limitantes

Analiza cómo fue la relación de papá y mamá durante tu infancia porque este misma dinámica es la que estarás replicando en los demás cuando eres adulta.

Lo más dañino que puedes pensar es que tus situaciones se van a mejorar si el otro cambia. 

Cuando tú cambias entonces los resultados empiezan ha ser diferente.

Las creencias son como la ropa, según la ocasión te la colocas, debes ser flexibles con las creencias porque te permitirá adaptarte a cualquier circunstancia y ambiente sin que esto te afecte.

No se trata de preguntar cómo, cuándo, dónde, porque son preguntas del ego. Se trata de vivir la experiencia sin jugar y siendo consciente de tus creencias.

Con saber que eres consciente de tus creencias limitantes ya es suficiente, no tienes que hacer nada, sino que la vida te controle y no tu controlarla a ella. Dejar que el universo haga su trabajo.

Mientras no aprendas la lección y supere esa creencia limitante, el universo siempre te dará las mismas situaciones hasta que seas capaz de superarlas.

No es que el universo está en contra tuya, que has venido a sufrir que todo lo malo te sucede a ti. No se trata de nada de eso, sino de las creencias limitantes con las que has venido creciendo, las cuales no has elegido tú pero te programaron.

Debes vivir tu propia experiencia y crear tus creencias de manera que te ayuden a obtener lo que quieres y no que te limiten.

Tus padres hicieron lo mejor que pudieron con ellos no tienes que tener ningún resentimiento, ahora te toca a ti evaluar las creencias limitantes que te han detenido todo este tiempo y sustituirlas por las que mejor te ayuden.

Recomendaciones para traer a conciencia tus creencias limitantes

Ahora te quiero compartir algunas recomendaciones que te pueden ayudar a traer a consciencia las creencias que desde niña te han condicionado y de adulta tienes miedo al fracaso.

  • Escribe una hoja de papel 10 pensamientos que entiendes que te están limitando dar el siguiente paso para el logro de tus metas.
  • Puedes empezar escribiendo “ Tengo miedo de….” y termina la frase. Una vez terminas, te das cuentas que estas son tus creencias limitantes que no dejan que tu avances. Estos pensamientos pueden ser relacionado con el dinero, social, felicidad, riqueza, salud, profesional, entre otros. Por ejemplo, “ tengo miedo de relacionarme con personas”, “tengo miedo de no encontrar a las persona ideal para mi”. Puedes hacer este ejercicio cada vez que te sientas que te estas limitando. y no puedes avanzar.
  • Al lado de los pensamientos que escribiste en la hoja, coloca cuales son los nuevos pensamientos que los vas a sustituir que se convertiran en tus nuevas creencias.

Cuando identificas las creencias limitantes, primero pregúntate, ¿cuáles son los beneficios por no cambiar esta creencia?

Si luego decides cambiar, ten en cuenta que tus creencias la traes contigo desde la infancia, lo que significa que tendrás que romper con viejos hábitos, tal vez no sea el tiempo correcto de cambiar, pero si no es ahora, ¿cuándo será?

No se trata de cambiar de golpe sino poco a poco hacer cambios, es enfocarse en querer hacer el cambio.

Para de definirte acorde a tus creencias. Tu no eres “un artista” “un impuntual”, “un procrastinador”. Tu eres una persona como multiples personalidades que puedes ser cualquiera de ellas  en el momento que quieres, 

Nada es seguro. No pienses que necesitas la seguridad, porque no existe. Acepta lo impredecible y abraza las nuevas oportunidades.

Empieza a cuestionar tus creencias, cuestiona tus comportamientos, tus resultados, la forma en que lo estas haciendo y ser consciente de ello.

Ejercicios para cambiar tus creencias limitantes

Identificar de manera especifica la creencia y asociarla con el sentimiento

¿Cuál es exactamente tu creencia limitante? ¿Qué te hace sentir? ¿En cuál parte de tu cuerpo lo sientes? Es necesario ser especifico y no generalizarlo. La tendencia humana es colocarnos en modo de víctima. Para lidiar con las creencias limitantes hay que ser conciso como sea posible con la creencia y la situación. Por ejemplo, en vez de decir, nadie me quiere, tú puedes decir “nadie me quiere en el trabajo.”

1. ¿Cómo te gustaría sentirte en tu vida sin tener creencias limitantes?

En este paso, debes identificar los sentimientos asociados de vivir sin estas creencias limitantes. Palabras como “libre, claridad, disfrutar y liberada” pueden venir a tu mente. Es crítico decir las emociones de estar libre de estas creencias limitantes.

 2. ¿Qué te gustaría hacer diferente en tu vida sin estas creencias limitantes?

Con esta pregunta, le permites al cerebro ser creativo, creando una pintura de tu vida sin estas creencias limitantes, pues visualizas de como seria tu vida sin tener creencias. Con esto permite a la mente crear una realidad alternativa y una vez lo tienes, la creencia limitante empieza a removerse. Un proceso clave para cambiar.

3. ¿Es esta creencia limitante verdadera? 

En este paso, consulta a la parte lógica de tu mente, esta es la parte del cerebro que entiende razones. ¿Es esta creencia limitante verdadera? ¿Puedo tener evidencias de que esta creencia limitante no es verdadera? Por ejemplo, si crees que nadie te quiere en el trabajo, y luego te cuestionas con esta pregunta, la mente va a buscar ejemplos de que esta creencia no es verdadera. Te recuerda situaciones con compañeros que demuestra esta parte.

Haciendo esta pregunta, la mente busca evidencias contrarias por lo que estás más cerca de liberarte de esta creencia limitante.

4. ¿Cuáles son las evidencias de que esta creencia limitante no es verdadera?

Siempre hay evidencias de que no es verdadera. Cuando te haces esta pregunta tu mente buscará recuerdos en los te demostrará no es verdadera la creencia limitante.

5. Si la creencia limitante no es verdadera. ¿Cuáles son mis alternativas de solución?

Una vez llegado a este punto, puedes preguntarle a tu mente sobre soluciones alternativas. La mente es muy poderosa y así como ha creado tu creencia limitante así mismo puede crear soluciones alternativas para liberarte de creencias limitantes.

Para conocer más sobre este contenido puede leer el articulo de Susan Sly quien habla sobre los puntos explicados más arriba.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies